January, 2015

La importancia de beber agua para perder peso

16397904_s

Cuando se trata de perder peso, la mayoría se concentran en lo que comen solamente, pero pocos se fijan en la cantidad adecuada de agua que se debe beber. Beber menos agua de la que necesitas es uno de los errores más comunes que se cometen.

 

Cuando realizas un ejercicio intenso, agotamos los niveles de glucógeno. Debemos beber agua para poder volver a recargarlos y que los músculos puedan trabajar correctamente de nuevo. Si no bebemos agua podemos sufrir calambres musculares y retrasar la pérdida de grasa. Además, si se ingiere poca agua los riñones no funcionan correctamente, por lo que el hígado tendrá que funcionar de manera forzada.

 

Una de las partes que más preocupan a la hora de perder peso es eliminar los líquidos retenidos, que se producen cuando no bebemos suficiente agua, ya que el cuerpo intenta por todos los medios retener al máximo el agua que le llega, y si es insuficiente la almacena en  zonas como cintura, cara y tobillos. Esto causa que te veas más hinchado y pesados. Luego la mejor manera para no retener líquidos es precisamente bebiendo agua.

 

Otro de los puntos más importantes es que el agua ayuda a sentirnos llenos y acelera el metabolismo. Cuando bebes la cantidad necesaria no tendrás la sensación de hambre y con esto ingeriremos menos calorías.

 

¡Cuando bebemos la cantidad de agua suficiente nuestro cuerpo siempre funciona mejor!

¿Estás de exámenes? La importancia de una correcta hidratación

examenes

La época de exámenes es la más intensa en la vida de cualquier estudiante. El cuerpo se desgasta física y mentalmente debido a la presión que sometemos a nuestro cerebro. Todo esto puede generar estrés y con ello noches en vela y estrés, para que esto suceda lo mínimo posible es importante que nos cuidemos correctamente.

 

En esta etapa es importante tener una dieta rica en vitaminas y, como aconsejan los expertos, mantener continuamente hidratado a nuestro cuerpo bebiendo suficiente agua, ya sea mineral, o en forma de zumos o infusiones. Esto evitará la deshidratación y mantendrá las capacidades intelectuales a punto para superar cualquier prueba con la máxima concentración.

 

Son muchas las horas que pasas en la biblioteca, o en tu escritorio, por eso no te olvides nunca de llevar contigo una botella de agua mineral para ayudar a tu cabeza a estar siempre al 100%. Si después de una intensa jornada de estudio tienes tiempo de salir a hacer algo de deporte mucho mejor, ya que es la mejor manera de eliminar la ansiedad y el estrés y ayuda a despejar la mente para un mejor descanso.

Propósitos imprescindibles para el nuevo año

5144654_s

Ya han pasado las fechas más importantes en lo que a comilonas se refiere, y con el nuevo año llegan las buenas intenciones que muchas debemos de intentar cumplir, mientras otras se quedarán en el olvido como cada año. Pero lo importante será tener fuerza de voluntad, muchas ganas y sobretodo paciencia. Vamos allá con unos consejos para mejorar nuestra calidad de vida en este 2015 y siguientes:

 

1. Practica ejercicio

 

Si aún no lo haces asiduamente, ha llegado el momento. Sabemos que es difícil para muchos sacar un ratito al día, pero con 30 minutos cada tres días será suficiente para empezar a cambiar las cosas. Otra opción es empezar a subir por las escaleras en vez de coger el ascensor, intentar ir andando a la mayoría de sitios que puedas, bajarse una parada antes del autobús para ir caminando el resto del camino, etc. Son pequeños gestos que mejorarán nuestra forma física y con ello nuestra salud, reduciendo el estrés y mejorando la calidad del sueño.

 

2. Come más sano

 

No consiste en ponerse a dieta para adelgazar o para eliminar los excesos de las navidades. Consiste en empezar una dieta equilibrada en la que comamos de todo, e incluso poder darnos cuando nos apetezca un capricho. Debemos aumentar nuestras raciones de frutas, verduras, lácteos, legumbres, pescado… y que no te gusten no es excusa porque hay muchísimas recetas que hacen estos alimentos deliciosos.

Por otra parte, los nutricionistas recomiendan hacer cinco comidas al día para no pasar hambre y conseguir fácilmente llevar unos hábitos saludables.

 

3. Hidrátate correctamente

 

El agua es un nutriente esencial que debemos aportar a nuestro organismo para su correcto funcionamiento. No aporta calorías y su composición de minerales es beneficiosa para la salud. El agua hidrata, ayuda a eliminar toxinas, favorece la digestión, mejora la función renal… entre otras muchas ventajas. Lo recomendable es beber unos 2L de agua diarios para mantenernos hidratados.

 

4. Disfruta de la vida dejando a un lado el estrés

 

Tan sencillo. No abarques más de lo que puedes. Haz deporte. Establece prioridades en tu quehacer diario y cuida de tus amigos y familiares todo lo que puedas. Pasa tiempo con ellos. Intenta dormir 7-8 horas diarias y disfruta cada momento que tengas libre haciendo algo que te guste. Utiliza técnicas de relajación y respiración, pero sobre todo, aprende a desconectar. Date un tiempo para ti mismo por pequeño que sea al día o a la semana.