March, 2015

El agua mineral en la mujer

13940222_s

Todos necesitamos el agua para vivir, pero en el post de hoy vamos a hablar de los beneficios concretos que produce en la salud de las mujeres.

 

– El agua mineral favorece el correcto desarrollo del feto durante el embarazo y preserva la cantidad y calidad de la leche materna durante la lactancia.

 

– Durante la menopausia, el agua mineral contribuye a la salud ósea y de la piel limitando los efectos del envejecimiento.

 

-Diferentes compuestos que se encuentran en el agua mineral natural como el calcio, fósforo, flúor o magnesio pueden ayudar a prevenir la osteoporosis.

 

-Para aquellas mujeres que les preocupe su figura, el agua mineral te ayuda junto con una dieta equilibrada a mantener un peso corporal apropiado, sobretodo en la menopausia.

 

– En diversas patologías el agua ayuda a su control.

 

Sabiendo todo esto ya no hay excusa para no hidratarse saludablemente!

La hidratación durante el embarazo

pregnant woman on the beach

El agua es un nutriente esencial y por ello juega un papel vital en todas las etapas de la vida de la mujer. Pero en el caso de las mujeres embarazadas, mantener una adecuada hidratación es todavía más importante, puesto que el agua mineral natural, contribuye a favorecer un correcto desarrollo del embarazo y, más adelante, ayuda a preservar la cantidad y calidad de la leche materna durante la lactancia.

 

Durante el embarazo se producen una serie de cambios fisiológicos que hacen que el requerimiento de agua aumente. La expansión del volumen plasmático, en un 50%, es el cambio más trascendente a la hora de entender la importancia del incremento de la ingesta de agua. Por todo ello, la mujer embarazada necesita beber más agua para poder disponer de la cantidad suficiente para la creación del líquido amniótico, el correcto crecimiento del feto y para poder suplir la mayor ingestión de energía que se produce durante el embarazo.  La ingesta recomendada de agua durante el embarazo es de  2,5 litros diarios, de los que 0,7 litros es agua procedente de los alimentos.

 

El 85% o 90% de la composición de la leche materna es agua, resulta obvio la importancia de que las madres beban, durante esta la época de lactancia, una cantidad de agua adecuada para preservar el estado nutricional del niño y el suyo propio. En este caso, la madre lactante, debe añadir 700 ml/día de agua sobre su ingesta habitual para garantizar la salud del bebé y la suya propia.

 

Si mantener una correcta hidratación durante el embarazo se hace mucho más necesario, hacerlo con agua mineral natural aporta una serie de ventajas saludables que mejorarán el bienestar de la mujer embarazada.

¿Por qué beber 2 litros de agua al día?

5940660_s

Se recomienda una ingesta de aproximadamente 30 a 35 ml de agua por kilo de peso. Si multiplicas tu peso por 0.033, el resultado es la cantidad de agua natural que debes tomar al día.

 

Las necesidades de ingesta de agua deben ir en consonancia a la temperatura ambiental, sequedad del ambiente, actividad física, aporte de líquidos en la dieta, pérdidas de agua por la orina y el sudor. Por ello, el verano es una época donde hay que ser mas cuidadoso con la hidratación.

 

¿Sólo ingerir agua? ¡No! Durante la realización de cualquier actividad física, no sólo se pierde agua, sino que también se pierden electrolitos vitales como sodio, el potasio, el calcio o el cloruro. No hay que olvidar que el organismo consume energía continuamente y por lo tanto las células necesitan glucosa para producirla. Por tanto en condiciones de actividad física hay que reponer electrolitos y glucosa y por ello es recomendable el consumo de bebidas que los aporten como zumos y verduras naturales o las bebidas ricas en ellos.

 

Las bebidas específicas para la actividad física representan una buena opción para conseguir una rápida absorción de agua y electrolitos, prevenir la fatiga y la deshidratación. Sin embargo, no se debe sustituir el consumo de agua por estas bebidas, ya que se recomiendan en caso de pérdida abundante de electrolitos y consumo energético. En condiciones normales, con una alimentación equilibrada, especialmente rica en frutas y verduras, y el consumo de al menos 2 a 3 litros de agua al día es suficiente para asegurar una hidratación adecuada.

 

¿No te concentras? ¿Estás correctamente hidratado?

14584863_s

En otros post hemos comentado como afecta de manera negativa la deshidratación en nuestro rendimiento cognitivo, ya que sólo el descenso del 2% en nuestro cuerpo puede provocar la pérdida momentánea de memoria, así como una pérdida importante de concentración.

 

Por ello no dejamos de repetir la importancia de una buena hidratación para nuestro día a día, en el trabajo, en los estudios, etc. ya que aumenta la capacidad de concentración, la memoria, mejora la salud, el rendimiento físico y mental, la seguridad y la productividad. Al sentirnos bien notaremos una mayor vitalidad y pondremos en orden cuerpo y mente.

 

Para mantener una hidratación adecuada no olvides de beber 2-3 litros de agua diarios como recomienda la OMS (Organización Mundial de la Salud). Ante todo no esperes a tener sed, ya que la sed es un primer síntoma de deshidratación. Lleva siempre un botellín de agua para que no demos lugar a ello y podamos beber en cualquier situación o lugar. Obviamente si vas a realizar algún deporte bebe agua antes, durante y después. Pero lo más importante es ser consciente de nuestra propia hidratación.

 

Cuanto mejor estemos hidratados, mejor funcionará nuestra cabeza siendo capaz de grandes esfuerzos mentales siempre que le demos la gasolina suficiente, y además es natural! ¿Qué más se puede pedir?

¿Sabías que estamos hechos de agua?

20452090_s

El agua es un recurso natural imprescindible para el desarrollo y manifestación de la vida, así como para nuestra alimentación. Y es que el agua es el medio que facilita muchas de las reacciones químicas vitales del organismo y mantiene las funciones corporales. Para estar sanos es indispensable mantener una adecuada hidratación que permita funcionar correctamente nuestro cuerpo y desempeñar las funciones vitales sin problemas.

 

¿Por qué el agua es tan necesaria para nosotros? Fácil, estamos hechos de agua. Nuestro cuerpo está formado en su mayor parte de ella, ya que el 60% aproximadamente es agua y representa entre el 50% y 70% del peso corporal.

 

El agua ayuda a nuestro organismo a transportar nutrientes a las células y a recoger los productos de deshecho de éstas. Ayuda a la digestión y contribuye a regular la temperatura corporal. Por todo esto y otras tantas funciones que tiene el agua en nuestro cuerpo es necesario alcanzar un correcto estado de hidratación. Si no mantenemos un nivel idóneo puede tener consecuencias negativas para la salud como la disminución del rendimiento intelectual y físico, así como una menor tolerancia a la temperatura ambiente. Desde el Instituto de Investigación de Agua y Salud informan de que un descenso de un 2% de la hidratación corporal puede tornar en un pérdida momentánea de memoria y falta de atención.

 

Por ello no nos cansamos de repetir en este blog que no te olvides nunca de llevar agua allá donde vayas, y si es agua de Benassal muchísimo mejor. ¡Pon tu cuerpo a funcionar!