May, 2015

¿Agua de grifo o mineral natural?

39941400_s

El agua del grifo procede directamente del agua de lluvia que llega de los embalses y de las desaladoras. Es potable porque debe cumplir estrictamente todas las medidas de seguridad y por tanto no es perjudicial para la salud.

 

De hecho el agua del grifo es perfecta para cocinar, ducharnos o regar. Pero desde el punto de vista nutricional su composición difiere bastante de un agua mineral natural, ya que éstas últimas no poseen tratamientos químicos, bactericidas ni microbiológicos. El tipo de agua también varía bastante según de donde proceda siendo más importante su origen geológico que geográfico ya que para su composición es fundamental el substrato hidrológico donde subyace. Cuando tiene una mineralización baja podemos encontrarlas tanto en el norte como en el sur del país pero luego hay aguas muy bicarbonatadas sódicamente que proceden de Galicia o Cataluña y que son muy afamadas.

 

Mucha gente prefiere el agua mineral natural por su sabor frente al agua del grifo que tiene un sabor más fuerte, ambas son buenas, pero nosotros te recomendamos que te hidrates cada día con Agua de Benassal que mantiene perfectas sus propiedades y su pureza desde el origen.

 

Curiosidades sobre el agua

gotadeagua

¿Sabías que…?

 

El 70% de la Tierra está cubierto de agua, sin embargo sólo el 3% es agua dulce y de ese porcentaje el 2% está congelada, así que hemos de vivir con el 1% del agua del planeta.

 

Las gotas de lluvia no tienen forma de lágrima, sino de esferoide, una esfera aplastada básicamente.

 

El agua es la única sustancia presente en la Naturaleza que puede encontrarse tanto en forma sólida, como líquida o gaseosa.

 

El agua supone el 60% del peso de un humano adulto, estamos hechos de agua.

 

Una persona puede sobrevivir hasta un mes sin alimento pero no aguantaría ni una semana sin beber agua.

 

La mayoría del agua que consumimos procede de los alimentos, por ejemplo un tomate es un 95% agua, detrás puede ir una manzana con un 85%, espinacas (91%), etc.

 

El agua congelada pesa un 9% menos que el agua en estado líquido. Es por eso que el hielo flota sobre el agua.

 

Para que el agua sea salada, basta con que contenga una milésima parte de su peso en sal.Cada día, el Sol evapora más de un billón de toneladas de agua, que permanece en la atmósfera hasta que vuelve a la superficie en forma de lluvia.

 

El agua salada no se puede beber porque provoca deshidratación: el organismo termina eliminando mucha más agua de la que consume.

 

 

 

¿Por qué el agua mineral es tan buena?

5696882_s

Siempre oímos hablar sobre que las aguas minerales son de mayor calidad y que debes consumirla por encima de cualquier agua filtrada. ¿Pero qué la hace tan especial? Para empezar, ha de reunir unas características particulares para ser denominada como tal. Así que si bebes agua mineral natural has de saber que son buenas porque son totalmente naturales ya que se recoge directamente de la naturaleza. Se origina con el agua de lluvia o nieve que se va filtrando de manera natural a través de las rocas y de la tierra. Según el suelo por el que pase adquirirá mayor cantidad de unos minerales u otros, así como su dureza variará en función de esto. En todos los casos es un agua protegida de cualquier tipo de contaminación porque se encuentra en acuíferos aislados de las agresiones. Este agua se envasa a pie de manantial para preservar toda su pureza. Este hecho hace que no necesiten de ningún tipo de tratamiento de desinfección para su consumo.

 

Estas aguas son saludables lo que las hace perfectas para mantener unos hábitos de vida más sanos. Cada agua tiene su propia composición, basta con mirar la etiqueta para consultarla.

 

Y por supuesto, son 100% fiables porque han de pasar por numerosos controles de calidad y normativas de seguridad alimentaria antes de llegar al consumidor final.

 

¡Os animamos a consumir Agua de Benassal cada día!