July, 2015

¿Sabías que no hay dos aguas minerales iguales?

24860962_s

Así es, no existen dos aguas minerales naturales iguales, cada marca, cada tipo, cada una de ellas, lleva su propia cantidad variable de minerales que las hace únicas y diferentes unas de otras. Así que es muy normal preferir una marca de agua sobre otra, ya que no todas saben igual, es más, todas son diferentes.

 

Oímos hablar mucho de la mineralización del agua y es verdad que ninguna agua es mejor ni peor en este dato, cada una tiene su público. Por ejemplo, la de mineralización débil contiene un residuo seco de entre 50 y 500 miligramos/litro, lo que la hace perfecta para el consumo de público en general. También hay estudios que sugieren que las duras (alto contenido en calcio y magnesio) están asociadas a una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que todas las aguas contengan como mínimo 20 mg/l de calcio y 10 mg/l de magnesio.

 

Sólo en España hay 100 aguas minerales oficialmente reconocidas por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición.

 

Pero lo mejor del agua mineral es que no caduca.  Sin embargo existe una fecha de consumo preferente: ingerirla después le privará de propiedades, pero no dañará su salud.

 

Así que, ya sabes, haz de Agua de Benassal tu agua de cabecera. Puedes consultar todas sus propiedades en el siguiente enlace: http://aguabenassal.com/propiedades

¿Qué beber si no te apetece agua?

lemonade honey

Sabemos que tenemos que beber, como mínimo 2 litros de agua diarios, pero hay muchas personas que por dejadez o porque el agua no tiene sabor no acaba de hidratarse correctamente.
La sed no es un capricho, es una llamada de atención del organismo avisando de que empieza a producirse deshidratación. Por eso no hay que dejar de beber agua durante todo el día.

 

Si eres de los que te da pereza beber agua sin más, puedes complementar la hidratación diaria con algunas de estas opciones:

– Gazpacho: Perfecto cóctel de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, y encima es saciante.

– Horchata: De origen vegetal, es refrescante y nutritiva.

– Limonada: Refresca, alivia la sed y calma el calor.

– Zumos: Sobretodo si están recién exprimidos son perfectos por su energía y vitaminas.

– Té verde e infusiones: El té verde contiene minerales esenciales, y además cualquier infusión va perfecta porque son 100% agua.

– Bebidas isotónicas: Va perfecta para recuperar sales minerales y líquidos después del ejercicio.

Sin embargo hay bebidas que tienen el efecto contrario como las bebidas alcohólicas, el café y las bebidas carbonatadas o refrescos.

 

Eso sí, nunca dejes de beber agua mineral natural, esto sólo debe ser un complemento para hacerlo de manera más amena.

 

Cómo reducir los golpes de calor

25513909_s

Con este calor y sin las medidas adecuadas necesarias pueden producirse los temidos golpes de calor. Para evitarlos toma nota:
 

    • Evita las comidas copiosas y bebe agua con regularidad.

 

    • Lleva una botella de agua mineral natural siempre contigo. El simple hecho de tenerla cerca nos recordará que debemos beber a menudo. Y es que la deshidratación puede reducir la capacidad intelectual, la concentración, el rendimiento físico y la memoria.

 

    • Utiliza crema solar para protegerte, utiliza la más alta para los niños.

 

    • Utiliza ropa ligera y al ser posible transpirable. Mejor cuanto más clara sea y al ser posible lo menos ajustada posible.

 

    • No esperes a tener sed para beber agua.

 

    • Protégete la cabeza con un sombrero, gorra, pañuelo…¡y tampoco te olvides de las gafas de sol!

 

    • Reduce el esfuerzo físico intenso entre las 12:00h y las 17:00h que son las horas más peligrosas del día.

 

  • Cuida a los tuyos. Recuérdales que se hidraten periódicamente.