Los comienzos de Agua de Benassal

61329_154595907897914_7579113_n

Nos encanta recordar como empezó a darse a conocer y a comercializarse Agua de Benassal.

Desde que el Duque Vendôme fue curado de su mal de riñones bebiendo esta preciada agua, su fama no ha hecho más que extenderse por todo el mundo.

 

Primero, su fama se extendió como agua curativa, vendida solo en farmacias como tratamiento de problemas digestivos, de riñón, etc.

Eran muchos los que en esa época veraneaban en Benassal, la gran mayoría de ellos para disfrutar y sanar sus dolencias con el agua del manantial. De esta manera eran muchos los que se beneficiaban de una forma o de otra de la explotación de las aguas de este manantial. Durante esa época, el pueblo vivía gracias a los trabajos relacionados con el interés de las aguas.

 

Agua de Benassal empezó como un agua de farmacia, la cual era vendida para tratar dolores y molestias intestinales, pero hoy en día se ha convertido en un agua referente, con la que muchos hogares y restaurantes cuentan con ella en sus mesas y cartas.