fbpx

Propósitos imprescindibles para el nuevo año

2 enero, 2015

Ya han pasado las fechas más importantes en lo que a comilonas se refiere, y con el nuevo año llegan las buenas intenciones que muchas debemos de intentar cumplir, mientras otras se quedarán en el olvido como cada año. Pero lo importante será tener fuerza de voluntad, muchas ganas y sobretodo paciencia. Vamos allá con unos consejos para mejorar nuestra calidad de vida en este 2015 y siguientes:
 
1. Practica ejercicio
 
Si aún no lo haces asiduamente, ha llegado el momento. Sabemos que es difícil para muchos sacar un ratito al día, pero con 30 minutos cada tres días será suficiente para empezar a cambiar las cosas. Otra opción es empezar a subir por las escaleras en vez de coger el ascensor, intentar ir andando a la mayoría de sitios que puedas, bajarse una parada antes del autobús para ir caminando el resto del camino, etc. Son pequeños gestos que mejorarán nuestra forma física y con ello nuestra salud, reduciendo el estrés y mejorando la calidad del sueño.
 
2. Come más sano
 
No consiste en ponerse a dieta para adelgazar o para eliminar los excesos de las navidades. Consiste en empezar una dieta equilibrada en la que comamos de todo, e incluso poder darnos cuando nos apetezca un capricho. Debemos aumentar nuestras raciones de frutas, verduras, lácteos, legumbres, pescado… y que no te gusten no es excusa porque hay muchísimas recetas que hacen estos alimentos deliciosos.
Por otra parte, los nutricionistas recomiendan hacer cinco comidas al día para no pasar hambre y conseguir fácilmente llevar unos hábitos saludables.
 
3. Hidrátate correctamente
 
El agua es un nutriente esencial que debemos aportar a nuestro organismo para su correcto funcionamiento. No aporta calorías y su composición de minerales es beneficiosa para la salud. El agua hidrata, ayuda a eliminar toxinas, favorece la digestión, mejora la función renal… entre otras muchas ventajas. Lo recomendable es beber unos 2L de agua diarios para mantenernos hidratados.
 
4. Disfruta de la vida dejando a un lado el estrés
 
Tan sencillo. No abarques más de lo que puedes. Haz deporte. Establece prioridades en tu quehacer diario y cuida de tus amigos y familiares todo lo que puedas. Pasa tiempo con ellos. Intenta dormir 7-8 horas diarias y disfruta cada momento que tengas libre haciendo algo que te guste. Utiliza técnicas de relajación y respiración, pero sobre todo, aprende a desconectar. Date un tiempo para ti mismo por pequeño que sea al día o a la semana.