fbpx

¿Agua de grifo o mineral natural?

26 mayo, 2015

El agua del grifo procede directamente del agua de lluvia que llega de los embalses y de las desaladoras. Es potable porque debe cumplir estrictamente todas las medidas de seguridad y por tanto no es perjudicial para la salud.
 
De hecho el agua del grifo es perfecta para cocinar, ducharnos o regar. Pero desde el punto de vista nutricional su composición difiere bastante de un agua mineral natural, ya que éstas últimas no poseen tratamientos químicos, bactericidas ni microbiológicos. El tipo de agua también varía bastante según de donde proceda siendo más importante su origen geológico que geográfico ya que para su composición es fundamental el substrato hidrológico donde subyace. Cuando tiene una mineralización baja podemos encontrarlas tanto en el norte como en el sur del país pero luego hay aguas muy bicarbonatadas sódicamente que proceden de Galicia o Cataluña y que son muy afamadas.
 
Mucha gente prefiere el agua mineral natural por su sabor frente al agua del grifo que tiene un sabor más fuerte, ambas son buenas, pero nosotros te recomendamos que te hidrates cada día con Agua de Benassal que mantiene perfectas sus propiedades y su pureza desde el origen.