fbpx

Cómo reducir los golpes de calor

13 julio, 2015

Con este calor y sin las medidas adecuadas necesarias pueden producirse los temidos golpes de calor. Para evitarlos toma nota:
 

    • Evita las comidas copiosas y bebe agua con regularidad.

 

    • Lleva una botella de agua mineral natural siempre contigo. El simple hecho de tenerla cerca nos recordará que debemos beber a menudo. Y es que la deshidratación puede reducir la capacidad intelectual, la concentración, el rendimiento físico y la memoria.

 

    • Utiliza crema solar para protegerte, utiliza la más alta para los niños.

 

    • Utiliza ropa ligera y al ser posible transpirable. Mejor cuanto más clara sea y al ser posible lo menos ajustada posible.

 

    • No esperes a tener sed para beber agua.

 

    • Protégete la cabeza con un sombrero, gorra, pañuelo…¡y tampoco te olvides de las gafas de sol!

 

    • Reduce el esfuerzo físico intenso entre las 12:00h y las 17:00h que son las horas más peligrosas del día.

 

  • Cuida a los tuyos. Recuérdales que se hidraten periódicamente.