fbpx

Historia del balneario “Font D’en Segures”

26 noviembre, 2015

La utilización de este manantial es muy antigua, era utilizado como abrevadero central de ganado por los pueblos vecinos.  En el siglo XVI ya se hablaba de sus aguas que “facilitaban la digestión  a los que tienen abundancia de sangre”.
 
La antigua bóveda compuesta por tres cañones, construida en 1716, ya indicaba que era utilizada para el llenado de recipientes para el uso de personas. La importancia de las aguas de la Fuente d’En Segures son temas de interés en el siglo XVIII, redactando así, en 1780, “Virtudes Medicinales del Agua de la Fuente Segura” haciendo honor a ellas para curar el “mal de orina”.
 
En 1862 se construye la primera edificación del balneario “La Primitiva” o “l’Hospitalet”, seguida a la fuente, con habitaciones particulares y capilla. Entre los años 1833 y 1918, fue la época de expansión del balneario, potenciando el lugar con la declaración de Utilidad Pública de sus aguas entre otros sucesos, como la construcción de la carretera de Benassal – Culla, que accede desde un tramo hasta el balneario, mejorando los accesos. En 1913 se construye el Hotel Fuente d’En Segures, el balneario se llena de familias enriquecidas por la I Guerra Mundial. Años más tarde la Guerra Civil convierte el balneario en un refugio de políticos de la Derecha Regional Valenciana y obispos de las diócesis cercanas. La imagen del balneario entre los años 1945 y 1958 era decadente según un texto encontrado de la época:
 
“ El problema es virulento y grave: el balneario decae, el veraneante, ahora llamado turista, se retrae por no hallarse dentro de un ambiente propicio a las nuevas maneras de vivir y el enfermo acorta su estancia por no tener instalaciones adecuadas para el tratamiento de sus padecimientos”.
 
Durante los años sesenta el balneario empieza a resurgir de nuevo, terminándose la iglesia actual y el Hotel Fuente d’En Segures, empezó a ser el núcleo de pequeños congresos y reuniones.