fbpx

Llena tus ideas con Agua de Benassal

24 abril, 2016

El agua es la sustancia líquida preferida por nuestro cerebro (recordemos que nuestro cerebro está compuesto en mayor cantidad por agua), ya que este líquido transparente estimula a las neuronas de nuestro cerebro.
Que nuestro cerebro funcione al 100% depende en gran cantidad del agua mineral que consumimos al día. Si bebemos poca agua y nuestro cerebro detecta un nivel de deshidratación bajo, los niveles de atención y los reflejos se ven deteriorados y disminuyen. Pero si el nivel de deshidratación que detecta nuestro cerebro es elevado, puede ocurrir una muerte neuronal, generando un cambio químico en el medio ambiente cerebral llegando a provocar la deshidratación y muerte de las células nerviosas.
A medida que van pasando los años, nuestro organismo pierde su porcentaje de agua, haciendo que el rendimiento del cerebro baje y no este del todo activo, pudiendo provocar falta o pérdida de memoria. Por eso es importante cuidar la hidratación de nuestros mayores, ya que ellos no notarán la sensación de sed ni la necesidad de hidratarse.